Mi Vida

Hola a todos! me llamo Fran, soy un chico de Síndrome de Down, tengo 36 años aunque los médicos dicen que mi inteligencia es de un niño de 4 años, creo que es verdad, porque hay cosas que no consigo entender, aunque yo me considero listo.
He pasado por muchas etapas en mi vida, tengo que reconocer que hasta llegó un punto, que no tenía ganas de vivir, se lo demostré a mi familia, sobre todo a mi madre en varias ocasiones, pero ellos siempre han luchado por lo mejor para mí y para que siga junto a ellos.
Mi madre es una mujer espectacular y luchadora, tiene un corazón que no le cabe en el pecho, lo da todo por sus hijos y en especial por mí, lo reconozco, no se rinde ante nada y es la que mejor me conoce, está pendiente de mi las 24 horas del día los 365 días del año, me cuida, me mima, me da calor, me quiere y no se queja nunca, lo da todo por mi y siempre esta agradecida de la vida.
disfagiaTengo 3 hermanos, todos me quieren mucho, pero cada uno me lo demuestra de diferente manera:
El pequeño Salvi, aunque es un tiarron y me quiere mucho, es muy sensible y cualquier cosas que me pase le afecta y se aleja, pero lo entiendo, cada uno es como es, y no hay que obligarle a nadie nada.
Mi hermana la mayor Rosa, es muy buena conmigo y le gasto muchas bromas y me rio mucho con ella.
Y mi hermana la del medio Carmen, es la que me anima, me lleva a donde puede, me hace disfrutar de las cosas que me gustan mucho, como de la playa y de darme paseítos en su coche, viendo el paisaje y poniendome mi música preferida.

Tengo una sobrina áfrica que me da la alegría, me da la vida y me cuida con tanta delicadeza,es la hija de mi hermana Rosa, y desde que estaba en su vientre, es cuando yo empecé a activarme y a sentirme un poquito mejor, en un tiempo que me encerré en mí mismo, ni hablaba ni articulaba palabra, no quería salir a ningún lado. Desde que ella se quedo embarazada, depresión estuvo un tiempo viviendo en mi casa, me despertaba todas las mañana, y ahí empecé a hablar de nuevo, palabras salpicadas.

En esa época, yo había dejado de lado totalmente el interés por la comida, seguía sin ganas de nada, y además tenemos una mente tan poderosa, que somos capaces de controlarnos en todo lo que nos propongamos, deje de comer totalmente perdí 30 kilos, de 83 kilos que pesaba me quedé en 52 kg.
y me plante a no salir, a no comer, todos los días para mí y para mi madre, era una tortura que me sacaran de la casa, para ir al médico o simplemente para salir a que me diera el aire, podían pasar horas y horas hasta que salíamos, yo entiendo que han tenido mucha paciencia conmigo, aunque ellos también entendieron que en esos momentos no quería salir, pero muchas veces hay que hacer las cosas no porque uno quiera, si no porque hay que hacerlas, No había manera de salir a la calle, porque yo me resistía, pero yo mismo sin saber porque, creo que le tome susto o fobia a algo y a parte creo que estaba absorvido por una gran depresión.
También cambié varias veces de casa, los cambios me afecta más, que a cualquier persona, como dice la canción del - El Barrio - del Cd duermevela, “a mí el cambio del clima me afecta, cada vez que salgo de mi cama”. Y eso me pasa a mí, cada día me levanto de diferente humor y me afecta todo mi alrededor.
Para contaros una anécdota el otro día, mi hermana vino para pintar el salón de mi casa, pero yo no entendí que pasaba, vi mi salón cambiado totalmente y mi sofá cambiado de sitio, no entendía que para pintar haya que liar tanta catástrofe, y es que mi mente no entiende más de lo que ve, y cuando ya volvió a estar todo en su sitio, que duró ni horas, pero para mí el tiempo no existe, me tiré toda la semana durmiendo en el sofá, pensé que se lo iban a llevar, que me lo iban a quitar y no podría disfrutar más de él...

Esa es mi mente de un niño, atrapado en un cuerpo de hombre, con los achaques de una persona mayor, hay veces que la gente me mira raro, no consigo entender porque, por mis gestos o no sé porque, también puedo oler cuando una persona es buena o no, a veces hay personas que me dan mala espinas. También reconozco que me gusta saludar, hay gente muy receptiva y otras que se asustan, pero eso lo consigo entender.

Hace cuestión de dos años, mi hermanas decidieron para ayudar a mi madre, poner un anuncio en internet, donde buscaban alguien para pasear conmigo, por lo menos intentara ilusionarme para salir a la calle, porque ellas ya no sabian que hacer, buscaban otra alternativa, llamaron mucha gente, pero cuando venían algunos se dejaban influenciar por su familia, porque le decían que donde vivo, tiene mala reputación y eso no es verdad y dejaron de venir por eso, en todos lados hay de todo, bueno y malo y porque un vecino sea malo, no significa que el resto de los vecino lo sea también.
AnorexiaPues resulto llamar un tal Javi, (que hoy día es mi amigo) que estuvo con nosotros hasta que nos aceptaron la ley de la dependencia, que no pudimos elegirlo a él, no tenía el curso realizado, de auxiliar atención socio sanitaria a personas en el domicilio, nos dio mucha pena que se tuviera que ir, porque es un chico maravilloso, había congeniado conmigo y me trataba fenomenal y aparte lo considero ya mi amigo, y mi madre y mi hermanos como de la familia, un chico legal y bueno.
El siguió su camino, dijo que se iba a sacar el curso de auxiliar atención socio sanitaria a personas en el domicilio, y que conseguiría entrar por la ley de la dependencia, porque quería seguir conmigo, eso me animo mucho, me sentí muy halagado y muy feliz.
Luego transcurrieron muchas personas por mi casa, de la ley de la dependencia, algunas valían, pero otras le daban más trabajo a mi madre, en vez de ayudarla. otras se encargaron de decir cosas que me interpretaron mal, e hicieron mucho daño a mi madre y a mi familia, ese alguien si está leyendo esto sabe de quién estoy hablando. Aunque por regla general todos se portaban muy bien conmigo. Pero eso ya pasó, hasta que paso un año de conocer a gente, después de mi despedida con Javi, que en muchas ocasiones lo llamamos, venia enseguida y me ayudaba a salir para ir al hospital, en esas veces que me pongo que no sé lo que quiero, me encierro y no quiero salir a ningún lado.

Javi ya finalizó el curso y mi madre estuvo preguntando, por Javi en todas las empresas asociadas a la ley de la dependencia, para que pudiera volver a la casa, y hasta que consiguieron ponerse en contacto con él, volvimos a recuperar a Javi, cuando lo ví mi corazón se puso muy contento y además no paraba de darle abrazos, él es mi amigo, me entiende y sabe las cosas que me gustan y las que no, ayuda a mi madre con mucho talento. Ya hoy por hoy hace más de un año que está con nosotros, y estoy muy contento a su lado y mi madre de verme tan contento, se siente feliz. Javi nos ha cambiado la vida, es como uno más de la familia.

También cuando Javi ha tenido vacaciones, ha venido un sustituto que se llama Rubén es un chico carismático, con un corazón enorme y con una paciencia infinita como Javi, son personas difícil de encontrar, pero que me dan el mayor de los cariños, y a la vez me educan, y me dicen lo que está bien y lo que esta mal, yo tengo dos amiguito Javi y Rubén y me gustaría tener más como ellos, aunque sé, que es difícil. Rubén viene algunas tardes a verme y me pongo muy contento, salimos a jugar y darnos un paseo por el barrio.

Down MálagaEn todos estos años atrás, he pasado por 33 intervenciones de quirófano, en 7 años, cada 3 meses me intervenían, fue el Intervencionista Radiovascular Dr. Palanca, el que aposto de ponerme una sonda gástrica, yo cada vez que llegaba el día de la intervencion, nunca me decían que íbamos al hospital, pero yo al ver el camino, hacia con mi mano no! moviendo el dedo de un lado al otro, haciendo el gesto de que no quería ir para el hospital.

Mi madre se derrumbaba, le temblaba todo, y era un trago muy duro, ya que anteriormente yo había tenido reacción a la anestesia, llegando a tener espasmos, aunque sea una persona normal, tengo muchas anomalías en mi cuerpo, mi madre siempre hablaba con los anestesista, para que me administraran lo mínimo, pero algunos no se fiaban y me administraban más, y me ponía malísimo en la sala del despertar, con vómitos y temblores. Mi madre y mi hermana, siempre han estado ahí conmigo, sobre todo apoyándome, porque para mí no era fácil entrar cada 3 meses en un quirófano, además los médicos y los psiquiatra, te decían que jamás volvería a comer, que eso era para siempre, mi madre nunca paro de luchar para que eso no fuera así, y todos los días me hacía de comer, un día tras otro durante 7 años sin resultado alguno, lucho hasta el final y milagrosamente el día 21 de octubre del 2009 me quitaron la sonda, es un día muy importante en mi vida, en el 2009 ya empezó a atraerme de nuevo la comida como siempre, lo que pasa que tardo mucho en comer, esto es como empezar de 0, todo a poquito poco.

Tengo que decir que todo esto, no lo he conseguido yo solito, todo esto ha sido ayuda del amor, creo que todo con amor se soluciona, el amor es la primera fuente de cura, cuando una persona se encierra en uno mismo, es porque algo no lo acepta y creo que a veces para salir de ahí, hay que sentir a las personas a las que quiere, no tirar nunca la toalla, porque todo se consigue con esfuerzo, pero se consigue, mi madre es gran ejemplo para ello.
Ya os iré contacto mas cosas en mi blogs, para que logreis enterderme un poquito mejor.

Miss Aficiones

Os hablo de mis aficiones, me encanta escuchar música todos los días, y de todos los palos, me gusta mucho radio ole, radio chanquete, radio pinomar,... Tengo muchos cantantes preferidos, Manolo Escobar, La niña Pastori, Rocio jurado, El barrio, Andy & Lucas, Camela, Camaron, etc. Sin mi radio no puedo vivir... todos los años le pido a los reyes magos una radio nueva y siempre me la traen.
Me gusta pasear, ir al parque a hacer gimnasia, saludar a mis vecinos, lo que más me flipa es ir a la playa, a nadar el tiempo que haga falta, tambien me gusta que me visiten, tener muchas visitas e ir a pasear.
Me encanta estar rodeado de mi familia, amigos, y reírme mucho.
Disfruto hablando con mis titas y primas por teléfono y cuando es su cumple cantarle cumpleaños feliz....

De Chiquitillo

Felicidad MillánDe chiquitilo teníamos muchos animales, le tenía mucho cariño a todos, he tenido perros, gatos, cabras, conejos, pollitos, patos, gallinas, pájaros, peces, pavos, cerdos, gusanos de seda, caballos de los vecinos, de todo siempre me han gustado. Ahora tengo una perrita que se llama Linda, es muy coqueta y lista y sabe defendernos y querernos.
Veía todas las series de TV, el equipo A, el coche fantástico, y siempre cuando terminaba de verlas me iba a la calle a jugar a imitarlos..
Me subía en la alto de los arboles, cogía piñones, jugaba al beisbol con mis hermanos, al escondite, al pilla pilla, montaba en bici, nos disfrazábamos y hacíamos fiestas, pero lo que más me gustaba, es sentarme en el escalón de la puerta de mi casa, que vivíamos en un bajo a pie de campo, a escuchar música con mi radio...
Me encantaba siempre que venía mi padrino Fali a verme, hacíamos guerritas y hacíamos karate, me encantaba luchar con él... ahora lo veo poco, pero lo recuerdo mucho. Cuando lo veo o hablo por teléfono con él, me da una alegría enorme.
Mis primos Miguel y Mamme, siempre estaban allí con nosotros, y siempre jugaban con nosotros y nos traían regalitos.
No había ningún día, que no viniera alguien de visita a mi casa, mi tía Nati, mi tía Carmela, mi tío Román y mi prima Gloria nunca faltaban, también venía mi tío Rafael y mi tía Rosi tenían una frutería y nos traía la compra, yo corría siempre a recibirles.
Podría hablaros mil cosas de todos. Ya le dire a mi madre que os siga escribiendo de mi en mi blogs.

Volver Arriba
 

www.francampoy.com / copyright 2010 todos los derechos reservados Fran Campoy / Diseño web / Creative Commons License Valid HTML 4.01 Transitional ¡CSS Válido!